Mapa del SitioContactos
   

Mesoamérica tiene una oportunidad en la producción y comercialización de cacaos finos de aroma Imprimir

Mesoamérica tiene una oportunidad en la producción y comercialización de cacaos finos de aroma

 

El interés creciente por cacao diferenciado ha propiciado en la región el establecimiento de nuevas plantaciones y un incremento de la demanda del producto

Costa Rica, 17-24 de mayo de 2017

Mesoamérica experimenta un incremento en la producción de cacao con notas de sabor a frutas, flores, nueces o madera, debido al constante crecimiento del mercado de este cultivo. Con el fin de poner ese cacao diferenciado, producido por pequeños productores, al alcance de compradores nacionales e internacionales y facilitar entre ellos alianzas comerciales inclusivas, se desarrolló el 24 de mayo en Costa Rica la I Rueda de Negocios de Cacaos Finos de Aroma de Mesoamérica.

Con este evento se culmina una serie de actividades enmarcadas en el “Programa Fortalecimiento de la cadena de valor del cacao fino de aroma mediante el desarrollo de capacidades en el Corredor Biológico Mesoamericano (CBM)”, que está siendo apoyado con recursos de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) de México y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) para promover el desarrollo de diferentes actividades para fortalecer el sector cacaotero de la región.

El evento inaugural de estas actividades fue el taller regional “Producción Sostenible de Cacaos Finos de Aroma en Mesoamérica: simbiosis entre la conservación de la Biodiversidad y el desarrollo económico local”, celebrado el 22 de mayo para presentar y validar la Plataforma Regional de Cacaos finos de aroma, además de incluir discusiones sobre diversos estudios de casos de producción sostenible, la oferta de formación en temas relacionados con la cadena de valor del cacao en la región y la presentación de innovaciones con el fin de motivar a los participantes a seguir evolucionando y consolidando el sector.

La rueda de negocios fue organizada por la Unidad de Desarrollo de Agronegocios (UDA) del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), y participaron  más de 15 productores de cacao de Centroamérica, principalmente de Costa Rica, así como de Belice, México, República Dominicana y Colombia, quienes expusieron sus productos a compradores industriales y de chocolaterías artesanales.

Según Evelyn Chaves, investigadora de la UDA del CATIE, la rueda de negocios no solo busca propiciar alianzas comerciales entre productores y compradores, sino que también generar nuevos modelos de negocios entre ambos grupos, los cuales les produzcan más valor, aprovechando el potencial que actualmente tiene el mercado de cacao fino de aroma en la región.

“Este mercado ha venido creciendo sostenidamente y el consumo de cacao es cada vez más gourmet; por lo tanto, los compradores de cacao están aún más interesados en sabores, aromas y características específicas que están asociadas con la variedad del cacao, el clima, el manejo y el proceso de postcosecha”, detalló Chaves.

La rueda de negocios incluyó una conferencia sobre negocios inclusivos en el sector cacaotero, un showroom de cacao fino abierto al público, una cata de cacao y citas de negocios exclusivas para productores y compradores.

En el showroom se integraron todos los expositores con sus productos en una especie de mercado antiguo, para brindar una experiencia sensorial y visual que transmitió a los visitantes el trabajo que implica la producción del cacao desde el campo, con mucha calidez por medio de las plantas y las texturas y colores de la madera. Entre los productos que se expusieron en el showroom se encontraban el cacao seco y fermentado, nibs, cacao en polvo, barras de chocolate, bombonería, coberturas y manteca de cacao.

Por su parte, durante la cata de cacao fino, los compradores evaluaron la calidad de los granos secos, fermentados y tostados. “Esto servirá de retroalimentación para los productores, quienes conocerán de primera mano qué características y aspectos están buscando los compradores; datos que son importantes y sensibles para planificar la producción y mejorar el proceso de postcosecha”, señaló Chaves.

“Tras el evento estaremos muy satisfechos si vemos negocios concretados; no obstante, nuestro fin mayor es promover relaciones comerciales a largo plazo basadas en confianza y sociedad entre productores y compradores. La meta es que las empresas, sean grandes o pequeñas, no solo vean a los productores como proveedores de materia prima sino que también quieran hacer negocios diversos con ellos, verlos como socios comerciales a lo largo de la cadena de valor. Finalmente, esto va a generar más beneficios para ambos y más satisfacción para el cliente final”, explicó Chaves.

Escenario y retos del cacao en Centroamérica

La producción de cacao beneficia a miles de familias rurales de Centroamérica pues un alto porcentaje de los cultivadores de la región son pequeños productores. Diferentes estudios realizados por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), las cámaras cacaoteras y las estadísticas mundiales de la Organización Internacional del Cacao (ICCO), indican que hay un crecimiento constante en el mercado de cacao fino de aroma.

Según Chaves, las cifras de exportación o consumo de cacao en la región van en aumento, lo cual ha propiciado que este sector aporte cada vez más a los indicadores de las economías de los países centroamericanos.

“Sin embargo, siguen existiendo desafíos en la producción, cosecha y postcosecha del cacao y para disminuir la vulnerabilidad del sector será necesario continuar con los esfuerzos en investigación y educación, como el liderado por el Programa de Mejoramiento Genético del Cacao del CATIE, sumar más actores y crear más capacidades en temas relacionados con la calidad en el procesamiento del grano, la agregación de valor y la consolidación de los mercados internos”, concluyó.

Galería Fotográfica

 

 



 
 
Dirección: Final Calle El Clavel #23, Colonia La Sultana 2, Antiguo Cuscatlán, La Libertad, El Salvador.
Teléfono: (503) 2296-9300